Imparto clases de dibujo artístico, maquetación e identidad corporativa a la vez que realizo las funciones de coordinadora del área de Artes plásticas y Diseño de la escuela CEV Madrid.

 

Ilicitana y Licenciada en Bellas Artes por la Universidad Politécnica de Valencia, empecé mi recorrido profesional como escaparatista y visual merchandiser por toda España trabajando para Calvin Klein, El Corte Inglés y H&M.

Con inquietudes por el mundo del diseño realicé un Máster en Diseño gráfico y Web en Eina Barcelona y tras algunos trabajos como freelance de diseño e ilustración, hace seis años aterricé en la escuela de audiovisuales CEV Madrid.

 

¿Cuál crees que es el mayor de los retos de las mujeres dentro del diseño?

Lograr que se nos vea como profesionales y se valore el trabajo, no si eres mujer o eres hombre y las connotaciones que eso, a día de hoy, todavía conlleva. Neutralidad laboral de género.

 

De todo lo que has hecho laboralmente ¿qué trabajos consideras más representativos?

La labor de gestión de equipos y el trabajo diario con mis compañeros profes pienso que es lo que más me ha aportado y que más me ha enseñado de mí misma y del trato con los demás.
La creación de eventos y acciones en CEV, he podido cumplir unos cuantos sueños, como montar un market de creadores (CEV Design Market), expos y eventos de fin de curso que pienso han marcado un antes y un después en los alumnos e invitados que han participado (y en mí, muchísimo).
Los trabajos como escaparatista en ruta, valerme por mí misma fuera de casa durante cuatro años, y tratar con gente de todo tipo me hizo crecer mucho como profesional y persona, a la vez que me hizo “espabilar” y ser consciente de lo que es el mundo laboral en un sector algo hostil, como es el mundo de la moda.

¿Compartirías con nosotras el que consideras el mayor acierto de tu carrera profesional?

Para mí, el realizar el Máster en diseño en Eina y dar un giro a mi CV ha sido el mejor acierto, recomiendo a cualquiera que necesite un cambio reciclarse y avanzar.
Lanzarme al mundo docente y dejar las tiendas, aún a riesgo de fracasar. ¡Miedo nunca!

 

¿Y un tropiezo del que aprendiste mucho?

Caer en la trampa del ritmo abusivo de algunas empresas y frustrarme cuando no he llegado a los objetivos. Al principio de mi carrera profesional me sentía muy presionada e insegura si no conseguía llevar cierto ritmo, ahora sé valorar y detectar cuando me intentan “exprimir” y dejo claro que ese no es el camino. En este aspecto sigo aprendiendo.

 

¿Cuál crees que debería ser el salario justo para el trabajo que desarrollas?

Algo complicado de valorar. Pero pienso que ningún salario debería estar por debajo de los 30.000 anuales a 40h semanales, ya sea en mi sector o en cualquier otro.

 

En perspectiva ¿qué conocimiento y/o habilidad relacionada directamente con tu profesión crees que te hubiera resultado más útil aprender antes? ¿Y de las que son más transversales? Como por ejemplo temas administrativos, legales…

Todo lo relacionado con softwares de diseño, siempre da la impresión de llegar tarde en el uso de programas con lo rápido que va todo. ¿Y de las que son más transversales? Como por ejemplo temas administrativos, legales… Sin duda también recursos humanos y todo lo que tenga que ver con lo laboral, necesitamos estar más informadas acerca de nuestros derechos y posición con respecto a las empresas.

Algo que siempre se debe incluir en un portfolio y algo que evitarías.

El CV y datos de contacto, una pequeña bio no está de más.
Yo evitaría sobrecargar el portfolio de trabajos, breve y potente, no hace falta más.

 

¿Qué consejo le darías a una mujer que está empezando?

Que crea en lo que hace y si no le gusta que lo cambie.
Que no deje de tener entusiasmo y que censure todo comportamiento laboral abusivo, que no se deje explotar porque está empezando y siempre de valor a su trabajo y al de sus colegas.

 

Y para terminar, ¿nos recuerdas alguna frase o actitud “de señoro” con la que te hayas encontrado durante tu carrera profesional y se te haya quedado grabada?

Señoros juzgando los CV por la foto de la trabajadora antes que por su trayectoria.
Actitudes condescendientes o forzadamente paternales, no necesitamos padres ni protectores.