Doctora en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid. Estudió Diseño Gráfico en la Universidad Nacional de Colombia. Ha impartido clases, conferencias y charlas en varias universidades públicas y privadas en España, Colombia, Suecia e Italia.

 

Forma parte del Grupo de Investigación “Dibujo, Gráfica Y Conocimiento: Estudios Interdisciplinares Sobre Las Técnicas Y Prácticas Artísticas” y ha colaborado en proyectos como «Ilusiones Ópticas en las Artes escénicas y Espacios de Representación. Influencia en cine, teatro, televisión y puestas en escena» (UCM) y con el Grupo de Investigación LAMP – «El libro de artista como materialización del pensamiento» (UCM).

Durante años ha combinado su labor docente con su trabajo como diseñadora gráfica en varios estudios de diseño y empresas editoriales, así como también con su dedicación a la fotografía profesional y artística, gracias a la cual ha recibido reconocimientos como la Beca Carolina Oramas para jóvenes artistas colombianos.

Su trabajo fotográfico ha estado presente en exposiciones colectivas e individuales tanto en España como en Colombia, ha participado en certámenes como Entrefotos, y su obra forma parte de la colección de la Fundación Caja de Ávila. Además, ha publicado artículos en diferentes libros y revistas especializadas en el ámbito del arte y el diseño. Actualmente, participa también en varios proyectos de innovación educativa y de ApS, entre los que destaca su coordinación en el proyecto Miradas que Migran, en colaboración con la ONG Entreculturas.

 

¿Cuál crees que es el mayor de los retos de las mujeres dentro del diseño?

Conciliar la vida personal con las exigencias de la proyección profesional.

 

De todo lo que has hecho laboralmente ¿qué trabajos consideras más representativos?

Es una pregunta que me lleva a muchas etapas. Me gusta formar parte de equipos, y sumar esfuerzos para que esos proyectos colectivos salgan adelante. Destaco proyectos editoriales en los que he trabajado. Porque requieren un esfuerzo de todos y lograr en cada publicación un equilibrio de todas las fuerzas para tener un resultado que no sólo sea atractivo sino coherente con la forma y el contenido. Respetuoso y silencioso con la interacción y la lectura. Por otra parte, de forma más personal, destaco mis trabajos más personales, en torno a la fotografía y la metáfora. En el campo docente, traer experiencias reales al aula me parece fundamental y destacaría también esa labor.

¿Compartirías con nosotras el que consideras el mayor acierto de tu carrera profesional?

Creo que el mayor acierto, por ahora, ha sido no rendirme. El camino de esta profesión tiene muchos altibajos y no dejarte hundir en un momento complicado lo considero un gran logro. Confío también en que la proyección siga creciendo, y que el mayor de mis aciertos esté por llegar.

 

¿Y un tropiezo del que aprendiste mucho?

Concentrar todos los esfuerzos en un solo proyecto, más aún si no es propio. En un momento, en el que trabajaba para otros, se acabó el proyecto en el que estábamos antes de lo esperado y me quedé en el aire. Así que tuve que buscar un trabajo rápidamente, en lo que saliera, fuera diseño o no. Las facturas hay que seguirlas pagando. Fue un momento complicado y aprendí muchas cosas, entre ellas buscar el equilibrio y la atención en varios frentes, midiendo siempre las fuerzas.

 

¿Cuál crees que debería ser el salario justo para el trabajo que desarrollas?

En docencia, los salarios son más claros y definidos. Aunque, según la etapa en la que te encuentres los verás más o menos justos. En diseño, veo presupuestos y tarifas de muchos trabajos y parecen congelados en el tiempo… Es desolador ver que el valor trabajo del diseño todavía no se reconoce y sin ahondar, siquiera, en la diferencia de género.

 

En perspectiva ¿qué conocimiento y/o habilidad relacionada directamente con tu profesión crees que te hubiera resultado más útil aprender antes? ¿Y de las que son más transversales? Como por ejemplo temas administrativos, legales…

Gestión del tiempo, derechos de autor y facturación (con la relación con los presupuestos) para no tener sorpresas.

Algo que siempre se debe incluir en un portfolio y algo que evitarías.

Siempre incluir los trabajos que te representan, sea por solución o por estilo. Evitar incluir aquello con lo que no nos identificamos y que hemos vivido y no queremos repetir.

 

¿Qué consejo le darías a una mujer que está empezando?

Ser constante, formar equipos y no tener afán por el estilo propio. Llega con el trabajo y la experiencia.